Artista

Artista
"Un estruendo de intensidades desordenadas,distraida del mundo, encerrada entre las paredes invencibles del amor, la eternidad de la promesas me castiga con un latigo incesante.El camino no termina nunca la carrera es infinita como el laberinto del dolor. Borraré con el dolor cada una de las palabras dichas en voz baja.Si te mueres, si vives, si te levantas, seré el color de la rosa de tu sueño. Trazaré otro firmamento."

1 de junio de 2014

Buscando

Cada día estamos más cerca, cómo de vez en cuando, te asomas en alguno de mis sueños, y te haces protagonista, y me dejas acercarme cada vez un poco más.
Había sido un día difícil, yo estaba mal después de algunas confrontaciones, vos te acercaste para hablar de mis trabajos, y yo tratando de entenderte, y no perderme en vos, y tus ojos... escuche tus indicaciones con detención,algo triste y ofuscada por todo lo que había pasado ese día, me fui a casa tratando de ir más allá de lo que pensaba.
Fui abriendo cada una de las puertas, dejándolas abiertas, sólo quería meterme en la ducha y pensar. Prendí la canilla, el agua corría, entonces deje caer al piso mi ropa, desnuda, pongo un pie adentro, y me digo a mí misma, "es tiempo de buscarte", me tape con una toalla, y salí corriendo por mi casa, pasando por pasillos que eran interminables, y sin entender porque corría, al final estabas vos.
En una habitación, acostado en la cama listo para dormir, con un pijama a rayas azules; te sorprendiste al verme, casi desnuda tapada con una toalla, me acerque a vos, con miedo por supuesto y te dije a los ojos: "puedo hacerte una pregunta?" y me contestaste con un "no" sonriendo, me siento al lado tuyo , te apartas rápidamente, te miro la boca y te vuelvo a preguntar "cuando me vas a dar cabida" y me río, pensando en mis obviedades, sabiendo que nunca llego a vos, casí por irme pero sin moverme, me tomas de una muñeca, y acercas rápidamente tu cara a la mía, mi corazón late a mil por hora, no lo puedo creer al fin va a pasar, nuestros labios se vuelven uno sólo y me das el beso más delicioso que mi boca ha probado. Quiero arrancarte la ropa, morderte, que seas mio, me siento más feroz que nunca, pensando que siempre fui tu presa, aprieto los dientes, quiero comerte, y entonces, me detenes, me tomas la cara, y yo algo nerviosa y confundida, me decís al oído: "deja que llegue a vos".
Despierto una vez más, pero esta vez más relajada, sonriendo, pensando que cada vez, me acerco más.

No hay comentarios: